Xavier Malisse – Santiago Giraldo

Santiago Giraldo

Duelo que enfrentan al belga Malisse frente al colombiano Giraldo.

En este partido no piensa cualquier cosa que no fuera la victoria contundente de Giraldo para mañana. El colombiano hasta Miami deambulaba por el circuito, sin una buena forma física debido a su peritonitis que le tuvo en el dique seco durante un tiempo. Sin embargo, el colombiano decidió ir a su país y preparar a fondo la temporada de Clay que se avecinaba, obteniendo el Challenger de Pereira y creciendo en su juego. Acto seguido decidió jugar la Davis con su país, donde venció a Felder y acto seguido fue a Barranquilla donde cayó en segunda ronda ante un Bagnis enrachado. Sin embargo, seguramente tampoco tendría mucha motivación en ese torneo porque tras la Davis reconoció haber estado preparando los torneos de Clay de cara a esta temporada europea. Ahora viene a Bucharest (hace un par de días reconoció que estaba contento y que ha entrenado bien) con una adaptación máxima y con ganas de darlo todo, con las fuerzas muy renovadas.

Por el otro lado, Malisse va a menos con un físico cada vez más de extenista. Esta superficie es escalofriante en sus resultados, con una motivación para la próxima etapa de hierba, y su tenis no está para nada adaptado a estas superficies tan lentas. Su año está siendo para olvidar entre problemas físicos y malas rachas de juego, con un bagaje nefasto en cuanto a juego y resultados. Además, no es tampoco de los que se corte ir deambulando por los cinco continentes recogiendo cheques y para mañana me espero una más del belga.

Mi motivo fundamental para apostar por esta victoria tan contundente del colombiano se basa en el guión previsto para el partido: el colombiano es un recuperador excelente, de los que te obliga golpear dos o tres veces más para acabar el punto y te obliga al desplazamiento durante todo el encuentro. Está perfectamente adaptado al juego de esta superficie lenta, justo todo lo contrario a Malisse. El belga es un jugador que sufre en exceso en los desplazamientos y se siente cómodo si su servicio le acompaña a sus dos o tres golpes potentes que da para obtener puntos por la vía rápida. Sin embargo, el saque no va a ser de su ayuda y su juego se verá neutralizado tras las continuas defensas desde el fondo de Giraldo. Malisse no tiene la paciencia necesaria para esta pista y menos ante un rival como Giraldo.

Por tanto, toda victoria que no sea contundente para el colombiano me parecería extraño.

Artículos Relacionados